09 mayo 2008

TIRAMISÚ "Woman in love"

Tiempo de preparación: 20 minutos.
Tiempo de refrigeración: 3 horas
Comensales: 4

Barbra os aconseja:

Este plato es perfecto para concluir una cena romántica porque su sola mención nos sugiere la bella y pasional Italia y porque (sobre todo si sois principiantes) os mantiene alejados de electrodomésticos que pueden causar quemaduras. Así evitáis a vuestros invitados/as el horror de ser recibidos/as por una persona con la cara momificada.

Además, al no necesitarse instrumentos cortantes para su elaboración, eliminamos el riesgo de introducir hemoglobina o cárnicos que alterarían el sabor de este postre.

El único peligro se encuentra en el licor empleado. Sed prudentes y, excepto que los comensales sean los padres de él/ella, no empleéis el líquido sobrante en vuestro organismo. De lo contrario es probable que a vuestros/as convidados/as les surja una urgencia que les impida quedarse a los postres.

Ingredientes:

Bizcochos de soletilla
1 taza de café mas bien fuerte (por supuesto debe hacerse en una cafetera italiana)
150 g. de queso Mascarpone
2 huevos
40g de azúcar
1 chorro de ron (en su defecto probad con licor café)
Cacao en polvo
Barquillos (desgraciadamente yo no los había incluído en mi lista de la compra )
El tema “ Woman in love” listo para ser interpretado.


Modo de preparación:

Batid las yemas con el azúcar (recomiendo que os ayudéis de la tecnología y empleéis una batidora eléctrica, con ello no desvirtuáis el carácter casero del producto y llegareis al final de su preparación) hasta que la mezcla quede blanquecina y haya doblado su volumen. Añadid el queso y el ron y volved a batir hasta que todos los ingredientes se combinen formando una crema homogénea.

Montad las claras a punto de nieve. Aquí es donde interpretáis con emoción y dulzura, bien sea cantado o tarareado (es fundamental no enfadar al vecindario en este punto de la receta) mi exitoso “Woman in love”.

Incorporad las claras a la mezcla anterior mezclando con un movimiento de arriba abajo para que no se bajen.

Escogéis el recipiente final, puede ser en uno grande o varios individuales (como en mi caso). Poned el café en un cuenco y mojad en él los bizcochos uno por uno e Intercalad capas de estos con capas de la mezcla.

Para terminar espolvoread con cacao la superficie y decorad con unos barquillos. Introducidlo en la nevera y esperad a que enfríe (unas 3 horas).

3 comentarios:

· · Yhebra · · dijo...

Querida Barbra,

Muchas gracias por desvelarnos uno de tus valioso secretos de seducción. Lo pondré en práctica, aunque me temo que no me quedará tan bien como a ti, seguro que desafino alguna nota en la parte musical de la receta y se me bajan las claras (o los vecinos, no sé qué será peor). Tampoco puedo prometer no beber el sobrante de licor... Veremos si al final no me queda una sopa de tiramisú que sirva igualmente para ahuyentar a los suegros!

Un beso

Gata Vagabunda dijo...

Qué muller! Sin duda, cocina tan bien como canta, jjjjjj :)

A mí lo que me parece una maravilla es lo linda que ha quedado la copa. Oye, que yo siempre poniendo el tiramisú en cutres recipientes, y aquí en cambio Barbra tiene auténtica clase, caramba...

Ya debatiremos las curiosas diferencias en la receta. Un beso, doña :*

Barbra Streisand dijo...

@Yebra: no dude de sus cualidades canoras,yo no lo hago, quedará tan exquisito que hasta sus suegros lo elogiarán.

@Gata: usted ya lo ha probado , ahora deberíamos degustar su tiramisú para consensuar la receta del "Tiramisú definitivo".